Categorías
General

Un poco de Manganime

Esta semana, superando mi habitual pereza para ver anime y mi habitual pobreza para comprar manga, he conseguido acabar dos series bien distintas: «Midori no Hibi» y «Hiroshima»

Midori no Hibi, el anime, es la típica historia que pasará sin pena ni gloria por el mundo de la televisión y el manga en general. El asunto va de una chica muy tímida enamorada de un macarra y que un día, como por arte de magia, se transforma en la mano derecha del susodicho individuo. Desde ese día Midori, la chica, y Keiji, el macarra pasaran distintas aventuras: luchas con otros macarras, un friki de las marionetas,… Evidentemente aparecen personajes secundarios como la hermana de Keiji, un amigo de Midori, una compañera de clase que se enamora de Keiji, etc, etc, etc, pero no se si porque la serie no ha tenido mucho éxito en Japón o que se quedan como unos personajes muy planos y poco desarrollados. Mi impresión general, sin tratar de poner ningún spoiler por si alguien quiere verla, es que la serie se desarrolla con prisa y tal vez con algo más de 13 capítulos habría sido interesante. En España es posible que la veamos pronto bajo el título de «Midori échame una mano», otro ejemplo más de la gracia sandunguera que tenemos aquí para poner títulos.

La otra serie, esta vez en papel de 70 gr., es Hiroshima, Hadashi no Gen en la versión original. El manga cuenta la historia de Gen y como la bomba nuclear lanzada sobre Hiroshima transforma su vida destruyendo su familia y obligandole a sobrevivir a algo peor que la bomba: sus consecuencias. En mi opinión Hadashi no Gen es un retrato magnífico de una sociedad destruida tanto a nivel físico como moral y de su evolución. El comportamiento de las personas, la visión de las cosas desde la perspectiva de los derrotados, la falsa moralidad, todos esos temas aborda la historia, una historia que, a diferencia de otras obras de ficción, se hace dura y pesada de leer, no por aburrida si no por la realidad que retrata. Imprescindible para entender un periodo casi tan oscuro como la guerra civil española o los miles de conflictos que los vencedores impiden ver desde el otro lado. Lo único malo es la edición española, que viene con las páginas escaneadas y por tanto unos pixels que cantan a un kilómetro ¿tan difícil es usar los originales? Últimamente los atentados en las ediciones, tanto en manga como en comic, están a la orden del día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.