Categorías
Opinión Videojuegos

Nos vemos en la otra vida

Lo que decía ayer: he dejado VidaExtra. Razones laborales han sido las principales responsables, pero los allegados saben que algo más había. Por una parte la idea de colaborar en VX siempre me pareció interesante, tengamos en cuenta que se trata del blog sobre videojuegos en castellano con mayor número de lectores (o eso me parece a mi según las cifras que conozco). Vamos, es un potente altavoz para transmitir ideas e información, pero a la hora de la verdad hay demasiado ruido como para que pueda resultar un medio válido, al menos en el sentido de difundir «cultura del videojuego».

Y no es que la selección de noticias esté mal o que los redactores no tengan interés, si no que el público no responde como uno desearía. O no responde el público que uno desearía. Tal vez a algunos les suene un diario como Le Monde Diplomatique, para los que no decir que se trata de un periódico que comenta la escena internacional y que con un número de lectores relativamente escaso tiene una capacidad de influencia bastante fuerte. La razón, aparte de sus contenidos, está en sus lectores ya que entre ellos suelen contarse personas influyentes o redactores de otros diarios, que transmiten las ideas a medios más amplios. En el caso de VidaExtra el lector ha ido degenerando hacia críos de instituto, en el mejor de los casos, que se dedican a insultarse y a iniciar luchas en defensa de consolas que no les van a dar de comer (a no ser que alguno acabe de dependiente o comercial).

Evidentemente este es un público y necesita un lugar, pero es imposible construir un diálogo serio en estas condiciones. Y dudo que VidaExtra fuera a dispararse en el pié ahuyentando a sus principales consumidores, con lo que resulta que el blog, un medio de expresión al que se le supone tendencioso pero libre, queda amordazado por su público. Y romper esta dinámica no es fácil ni mucho menos. Si ahora mismo alguien nos dijera que la Hobby Consolas se ha puesto al nivel de la Edge lo más probable es que le preguntásemos inmediatamente por su camello y a que precio le está pasando ese material tan bueno.

A mi me gustaría una VidaExtra más adulta y en la medida de mis posibilidades he intentado que así fuera, pero ahora ya no tengo tiempo para dedicarle. El lugar estará bien defendido por los que quedan (y esperemos que por los que vengan) pero habrá que ver que dirección toman teniendo dos presiones como no perder público y ser un blog comercial. A fin de cuentas, están ahí arriba y su tamaño les convierte en un peso lo suficientemente grande como para que sus movimientos se noten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.