Categorías
Análisis Videojuegos

Euro League: La copia supera al original

La verdad es que entre la resaca del partido de ayer y cuatro cosas que me han tenido ocupado toda la tarde el análisis de hoy va a entrar en el tiempo de descuento, pero no pasa nada, el objetivo es cubrir al menos un juego al día (excepto los fines de semana que son sagrados) durante este periodo y el dúo sacapuntas de los videojuegos lo conseguirá llueve, caigan chuzos de punta, salga la PS3 o gane España el mundial. Pero lo primero es lo primero: el comentario del encuentro, aunque con las prisas esto no va a ser la crónica del Marca.

España jugo con prisas y le metieron un gol tonto. Luego durante 60 minutos los tunecinos sacaron el autobús, el muro de Berlín, un par de zanjas y una señora gorda que pasaba por allí para intentar defender el resultado. En estas que Raúl se encuentra un balón y empata como ha de hacer un buen delantero: empujando un balón desde donde no hay nadie hasta donde no llega nadie. Luego ya estaba claro que a Túnez le iba a caer la del pulpo y por mucho que Torres se empeñara en desesperar a los aficionados el balón tenía que entrar. 3-1, a octavos y dominando. Ahora, al lío.

Euro League

Desarrollador: Tecmo/Panda de piratones
Plataforma: Recreativa
Año: 1990

Hoy toca otro clásico de nuestros bares, lugares con mucho encanto y caldo de cultivo de una generación aficionada a los suelos con serrín, las bravas, una buenas cervezas y jugar de pie agarrando el joystick como si la vida le fuera en ello. Pero ya habrá tiempo para hablar de los lugares donde se disfruta un buen videojuego y centrémonos en «Euro League», el clón de «Tecmo World Cup 90» que superó al maestro con un simple cambio: la adaptación a los gustos locales.

Si recordáis el Tekhan (y si no releed el análisis del otro día) este era un juego rápido y adictivo, sin complicaciones de ningún tipo pero carente de garra por lo neutro de su presentación. Sí, uno podía ver algo parecido a Brasil o a Argentina pero no había sensación de pique. Además, las selecciones no se siguen con la misma pasión que los equipos. Con «Tecmo World Cup 90», Tecmo, la antigua Tekhan (algún día hablamos de esto), vio que necesitaba atraer al público y por eso metió selecciones nacionales perfectamente identificadas, pero con ese estilo tan propio de los japoneses que son incapaces de hacer una elección coherente. ¿USA? ¿Japón? ¿URSS?. Hombre, no es lo que yo llamo grandes potencias futbolísticas. Por fortuna ahí estaban una serie de personas avispadas a las que se les ocurrió que el juego necesitaba gancho en los países donde realmente se iba a jugar y eso era en Europa. Así que un gráfico por aquí, unos colores por allá y ya tienes un Barça – Milan, un Real Madrid – Inter o un Atlético – PSV, que esos si que hacen afición.

Y ya está, fuera de eso y una ligera diferencia de velocidad «Euro League» y «Tecmo World Cup 90» son exactamente iguales. Ambos herederos de los valores de Tekhan pero adaptados a los tiempos y depurados, con algo de inteligencia artificial (bueno, IA, IA lo que se dice IA…) y un estilo de juego accesible pero desafiante. Pero de los dos solo uno será recordado y es el que permitía a la gente emocionarse más allá de divertirse. Cuantos juegos no habrán fracasado por una ambientación desafortunada (por ejemplo «I-Ninja», un, dos, tres responda otra vez) o un cambio para hacerlo más universal que acabó convirtiendo el juego en algo puramente genérico. La linea entre la gloria y el olvido se puede medir en pixels.

Pengo-Nota: 7. Uno de los reyes en los arcades de los 90.

Nota: Este es el único juego de fútbol en el que he podido humillar a Nae. Mucho Pro y mucha técnica pero a la hora de correr como los hombres… ;-D

Una respuesta a «Euro League: La copia supera al original»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.