Categorías
Opinión Videojuegos

La palabra es: Confianza

Aun a riesgo de ser poco original, hablemos de la prensa de videojuegos. La verdad es que hoy me siento inspirado para hacer un repaso de arriba a abajo al trozo de industria que conozco pero voy a limitarme que tampoco es cuestión de convertir esta página en el tercer tomo de El quijote. La razón de este arranque de furia escritora comienza con la publicación de mi nueva revista de cabecera, Kult. ¿Qué es Kult? Pues ni más ni menos que la revista oficial de Game / Centro Mail, en mi opinión el mejor revulsivo editorial que podía recibir este país. Y ahora, antes de que alguien empiece a pensar que alguna indigestión de polvorones me ha dejado maltrechas las capacidades neuronales, dejad que me explique.

Kult es pura cháchara comercial y eso es bueno. Es bueno tener la seguridad de que algo tiene una linea editorial clara para siempre saber por donde cogerlo o si no pensad como afrontáis la lectura de un periódico, intentando siempre compensar las tendencias sociopolíticas de sus redactores para intentar haceros una imagen de la verdad, aunque sea a base de retales. Vamos, a mi no me ha sorprendido que todos los juegos de la revista estén considerados como «Genial», «Excelente», «Consumición obligatoria», siendo «Muy recomendable» su «calificación» más baja. El objetivo de la revista es dar a conocer juegos que interese vender, comentar su argumento y mostrar algunas imágenes, objetivos que cumple a la perfección con el añadido de algunos reportajes sobre temas culturales o de actualidad (la 360, los 20 años de Mario y Japón) que no están mal (los picajosos podemos encontrarles defectos pero para eso somos picajosos).

Establecido un punto de referencia en el mundo puramente comercial. ¿Qué van a hacer el resto de revistas de videojuegos? Porque en España el panorama editorial de independiente tiene poco. Por ejemplo, me sorprende que en los omnipresentes EE.UU puedan estar quejándose de que hay revistas que se dejan manipular por las empresas, aquí me parece que el inconsciente de los que gustamos del tema ha asumido hace tiempo que el 95% de las publicaciones tienen algún tipo de presión comercial. Y es comprensible, el mal endémico de la prensa es que parece imposible mantenerla sin publicidad, pero los medios deberían llegar a un equilibrio entre ética y comerciabilidad. Por ejemplo, la portada es la cara de la revista, en teoría lo que nos lleva a leerla o no ¿es de recibo venderla? Vamos, al menos en otros países tienen muy claro que la portada es importante, que si decides poner en ella a Mario en vez de al «Pro Evolution» debe ser por algo. Aquí da igual, si quieres comprar una portada puedes comprarla, no es más que otra parte de la publicidad.

Ahora que ya tengo una revista que me da el servicio de mantenerme informado de los últimos juegos a la venta (acompañada con un diseño mucho más cuidado que el resto de publicaciones del sector) ¿qué van a ofrecerme las otras? ¿Crítica? ¿Reportajes en profundidad? ¡JA! Una capa de años de desconfianza me protege. Ya no soy un crío y no tengo ganas de enviar cartas para que me ridiculicen ni de que publiquen mi último dibujo, puedo recogerme yo mismo la publicidad del buzón y la calidad literaria es tan mala como pueda ser la mía. A ver esos «profesionales» que los quiero ver sudar, consiguiendo exclusivas de verdad, entrevistando a gente importante con preguntas algo mejores que ¿cuál es su juego favorito?, diciendo que la enesima entrega de «FIFA» o «Pro Evolution» es igual o marginalmente mejor que la anterior y dándole la nota que merece o sacando previews donde comenten errores del juego para que los corrijan y no cantando las alabanzas. De juegos independientes no hablaremos porque milagros tampoco hay.

En serio, que quitando la PCLife y esta es por un algo personal (además es solo PC), no encuentro en ninguna revista de papel nada que me haga consumirlas que no pueda encontrar en cualquier web sobre videojuegos. Y no es que las webs sean mejores, casi diría que aquí la presión es peor y ya tuve algún roce por quítame allá estos puntos, pero al menos tienen la ventaja de la inmediatez y la gratuidad, son más diversas y de vez en cuando te encuentras con un redactor que da gusto leer aunque el juego del que hable te importe un comino. O puede uno tirar de blogs, donde al menos uno puede cambiar la publicidad por el fanboyismo, un deporte mucho más divertido, y donde si algo está mal lo está y punto.

Estimados editores de las revistas comerciales de papel, se han visto desbordados por todos los frentes, ¿cúando van a demostrar que son ustedes los profesionales y nos van a dar un plus de cultura o calidad? Yo soy comprador compulsivo de revistas, ayúdenme a volver al vicio que últimamente me he tenido que pasar a la información económica y no tiene el mismo colorido.

A todo esto ¿cuántos de por aquí aun son fieles al papel (me refiero a las revistas, no me sean brutos)?

PD: Ya que estoy he puesto un listado aclaratorio, más o menos, de mis propias notas de análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.