Categorías
Análisis Videojuegos

Pursuit Force

Mi PSP ya tiene un par de semanas y visto que sigo atrapado en la zona sin «scene» me veo obligado a repasar el catálogo de la consola en busca de algo para probarla. Casi me da una depresión de caballo: la PSP tiene el catálogo de lanzamiento menos original que he visto en mucho tiempo. Pero bueno, algo tenía que haber, algún juego que no hubiese probado ya en su versión de salón. Afortunadamente, cuando ya me disponía a alquilar el «Pro Evolution Soccer 5», llegó Dani, mi dependiente CG preferido y me comentó que tenían un «Pursuit Force» libre. Otia, el Pursuit, ya ni me acordaba de él. Pues nada, vamos a echarle un vistazo.

Ficha técnica

Desarrollador: Big Big
Plataforma: Sosastation Portable
Género: Policías y ladrones
Format: La típica caja color butano de CG

¿De qué va

Buff, el gasto de neuronas provocado por la creación de la idea que se oculta detrás de «Pursuit Force» ha debido ser equivalente a la influencia de la mierda de pingüino en el tamaño del agujero en la capa de ozono (gracias por el artículo Albert). Ciudad americana tomada por bandas de malosos y ciudadanos indefensos encuentra a un alcalde con muchas papeletas para conseguir un kimono de madera (¿por diox quien escribe los diálogos de este juego?) gracias a su iniciativa de limpiar las calles de escoria.

Pero el hombre, en vez de sacarse de la manga una ordenanza municipal al estilo de Valencia o Barcelona, hace algo totalmente inesperado y desconcertante: aumenta los efectivos de la policia. Si su estrategia de inversión pública no fuera lo bastante aterradora encima resulta que el tio crea un cuerpo especial, la Pursuit Force, conocida popularmente como la patrulla de los monos saltarines por sus métodos de actuación. Y sí, como esto es un juego de Sony y no de Rockstar, nosotros seremos los buenos con nuestros coches patrulla, nuestra pistolita de juguete que mejoraremos a base de robar armas a los malos y nuestros momentos Matrix. Todo ello en perfecto 16:9.

El comentario

Maldita sea, yo iba buscando un juego original y me encuentro con la versión 2005 de «Chase H.Q.» Ya sabeis, perseguir malo, alcanzar malo, destruir malo, todo ello aderezado con misiones del tipo perseguir malo, alcanzar malo, destruir malo en lancha, huir de malo mientras destruyes malo y tiro al malo desde helicóptero. ¿A caso la Kult (mi nueva revista fetiche, ya os hablaré de ella) me había engañado al destacar su originalidad? No, lo que pasa es que yo soy demasiado viejo y ya me parece que lo he visto todo. Ya os digo, no solo vamos en coche si no también en lancha (ooooh), y en algunas misiones hasta nos bajamos a pie y podemos disparar o esposar a los malosos (aaaah) y no olvidemos los 50 vehículos distintos (que casi se conducen igual) y las 20 armas únicas y originales (pero que funcionan casi igual). Ostia, y el tiempo bala (halaaaa). Vamos, innovador.

Venga, seamos sinceros, si «Pursuit Force» ha tenido un mínimo de covertura ha sido por tres razones: es un título de lanzamiento, es de un estudio de Sony y la consola no recibe juegos originales ni pagando. Vergonzoso que páginas teoricamente serias le den un 8 (no olvidemos que eso es un notable alto) y que la Edge incluso le de un 7 (que cantosos son esta gente con los productos Made in UK). Señores, «Pursuit Force» es un juego que no entretiene más allá de una hora. Sí, una hora, el tiempo que necesitamos para darnos cuenta de que la mecánica es repetitiva y exasperante, que la dificultad está tan equilibrada como las bragas de una coja (y discúlpenme las lectoras con este tipo de problema)o que los controles tienen la sensibilidad de un gato disecado. Ah, pero tiene bonitos gráficos (si no te importa el popping) y … em… ¿es de PSP? Por favor, que alguien me explique que meritos ha hecho este juego para ser calificado más allá del suficiente.

¿Recomendable? Como alquiler o a 10 euros no está mal, pero de unos ex-Codemasters esperaba algo un poco más, cuanto menos, jugable.

Pengo-nota: 5, que es lo que realmente se merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.