Categorías
Opinión Videojuegos

Barbie destruye nuestro futuro

Sí, ella y otras licencias ponzoñosas destruyen nuestro futuro. Y los dependientes también. Lean si no este artículo de investigación en la que un valeroso colaborador de «The Escapist» se hace pasar por un preocupado familiar que busca juego para su sobrina pequeña. Aterrador momento cuando algún desalmado le ofrece el juego de las «Bratz» ¿Así como van a salir legiones de sanas jugadoras?

Preocupante también la conclusión de que a las chicas no les gusta el juego, si no la marca que aparece en el (marca o cosa, tanto monta…) y que por eso no juegan a nada más. ¿Es que nadie va a poner remédio a esto? Señores programadores/diseñadores/loquesea de videojuegos, a ver si me hacen juegos «para chicas» que no de vergüenza regalárselos a tu sobrina pequeña. Yo de todas formas seguiré regalando plataformas adecuados para la edad: son amenos y nunca fallan.

Desde esta página que apoya el color rosa y no se avergüenza de comentar que juega a los juegos de «Hamtaro» o «Hello Kitty» (y los disfruta) pido la colaboración para un boicot masivo e inmediato contra los juegos insulsos dirigidos al público femenino infantil. Estas navidades no regaléis el juego de Barbie, si quieren juegos rosas les importáis el juego de la princesa Peach (Peach lo recomienda). Pensadlo, vuestros hijos os lo agradecerán.

PD: Imagen extraida de la portada de «Amaniaco» Nº4. Dibujo de Bachs.
PD2: Noah, ¿para cuando un temaje gameriahno «La vie en rouge»?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.