Categorías
Opinión Videojuegos

Steal your game

Hará una semana o así Nae me regaló amablemente el «Half-Life Antología» y como servidor no había tenido la oportunidad de pasarse ni el «Opposing Force» ni el «Blue Shift» esta tarde me he dispuesto a instalarlo para hacerme una sesión remeber que me llevará desde la primera aventura de Freeman en Black Mesa a sus últimos problemillas en Ciudad 17. Pero, oh sorpresa, me ha salido un amable aviso comentandome que los señores de Valve han cambiado el contrato de Steam.

Al 99% esto se la pelará, pero por alguna extraña razón (que aun le quedaba un rato a la instalación principalmente) me ha dado por leerme el acuerdo. Mucha jerga de abogado y tal, para decir lo que yo esperaba: que no se responsabilizan de nada y que ya no eres dueño de un producto si no un suscriptor a un servicio. Más o menos yo siempre he asumido que el día que mi Master System deje de funcionar la cosa estará muy malita para jugar a sus juegos, pero siempre me quedará el juego. Leyendo esto se da uno cuenta de que no ha comprado un Half-Life 2, si no la posibilidad de usarlo mientras Valve quiera. Es más, ni tan siquiera me aseguran que si algún día cierran Steam pueda conseguir un archivo para que mi juego no requiera autentificarse con sus servidores.

Al menos me queda el consuelo de que tengo el juego físicamente y seguramente ante esa situación podré tirar de crack y conservar el juego para la posteridad, pero ¿y si compro algo vía Steam? Supongo que debe haber alguna forma de salvar lo que bajes en un DVD, aunque tras leer el texto no tengo mucha confianza. ¿Estamos ante un futuro en el que no poseeremos juegos si no derechos de juego? No se, me da un poco de pena y me siento estafado. No me acostumbro a las posesiones virtuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.