Categorías
General

Saturday Night Fever

Hoy era la noche, cuando me tocaba el maratón 24h Centro Gay, pero como todo en esta vida al final se jode.

20:00h – Bueno, faltan treinta minutos para que acabe mi turno y me pueda ir a por algo de cena. Vengo preparado para la gran noche: portatil, Dark Age of Camelot , películas (Barry Lyndon y Un puente lejano), un par de juegos para analizar (Fire Captain y 1944 Battle of the Bulge) y mucha ilusión para pasarme toda la noche de vicio mientras otros trabajan. Empiezo a instalar el DAoC en el portatil.

20:30h – El DAoC ya está instalado y ha terminado mi turno, es hora de comprobar si tengo red. ¡LMQLP! El router se niega a darme una IP. Me voy al TPV que aun no tiene red e investigo un poco la configuración a ver si tenía algo mal. La única conclusión a la que llego es que la red de CG solo deja conectarse a MACs que están reconocidas. No tengo herramientas en el portatil para falsear su MAC y comprobar si es eso.

21:10h – Me queda una hora, puedo coger el coche, ir a casa, pillar mi router, a ver si puedo configurar la red con él, y la Dreamcast con una VGA Box, por si todo falla. En la tienda suena el pintas ese de Melendi («este es el chocolate que más me mola» JA, JA, que chispa).

21:20h – Ahora si que me cago en la puta. Llego al coche y me doy cuenta de que me he dejado las llaves en la tienda. A tomar por culo, resistiré con el portátil y lo que haya en la tienda que vaya con su SIS chusquera. Una noche entera sin internet. Empieza a entrarme el mono solo de pensarlo.

21:35h – El encargado aprovecha que me tengo que quedar para decirme que haga yo el cierre de caja y se va a jugar al WOW. No diga Mrpengo, diga gilipollas.

21:45h – Hala, a buscar algo de comida. MaDonnas descartado, paso todo los días por su puerta trasera y esa ha sido suficiente como para que se me quiten las ganas de comer en un sitio así durante el resto de mis días. El kebab está lleno así que solo me queda el Burrikin. Niños gritando, una gorda que pide comida como para un regimiento de infantería y yo en la caja lenta. Después de 20 minutos esperando me voy a cualquier otro sitio. Bocatass se lleva el gato al agua al atenderme en menos de un minuto.

22:10h – Vamos a la tienda. Portátil sobre el mostrador, litro de cerveza en una mano, Pollo Supremo en la otra y Extremoduro dando ambientación al local. Los obreros no llegan.

22:30h – Me llama W. a ver que tal la noche y a contarme por qué Visual Basic for Aplications es uno de los estigmas que el mundo debería erradicar. Los obreros aparecen pero se van porque uno de ellos se ha dejado el DNI en casa y no le dejan entrar. Dicen que van a hacer 70 kilómetros en 20 minutos. Me da a mi que o su furgoneta está trucada por M.A. Barracus o tardarán un poco más de lo previsto.

23:00h – Fito y Fittipaldis en el hilo musical, los obreros sin venir y yo desesperado por una conexión a internet. La cerveza ya se ha acabado y empiezo a plantearme seriamente cual va a ser la primera película de la noche. Los volantes de PS2 que parecían un asiento resistente empiezan a ceder bajo mis arrobas.

23:40h – Aparece el jefe de la obra. Su hijo ha cogido una salmonelosis y está en el hospital, se suspende la obra. Comienza el carrusel informativo. Llama a uno para conseguir el teléfono de otro y decirle que no venga. Juega a encontrar la ficha de cliente de tus compañeros para poder llamarles. La noche es joven y ya está muerta.

00:10h – Alegre paseo por la zona de La Fe, principal sucursal en Valencia del «Travelo Club». No soy acosado. Ntchs, es que ni estos se fijan en mi, que triste.

00:25h – Heroes del silencio en el coche y una borracha interrumpe el tráfico saltando a la carretera mientras le grita a un tio (¿novio?). Es divertido ver a alguien intentar mantener la verticalidad con muy poca maña.

00:35h – En casita. Pixies, blog y un voto. La aventura queda pendiente para otra semana.

Una respuesta a «Saturday Night Fever»

Responder a Martin P. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.