Categorías
Análisis Videojuegos

Medal of Honor: Pacific Assault

Guao, estoy lanzado, ya casi posteo a diario y encima me permito el lujo de comentar juegos en vez de contaros mi triste existencia o mis paranoias sobre la reproducción del sapo partero del Turia. Pero todo lo bueno tiene un final, tal vez no hoy, tal vez no mañana, pero cuando menos os lo espereis casco otro «artículo de opinión» y me quedo más ancho que largo. Pero hoy no, hoy le toca a un juego de los que jugué estas navidades (algún día analizaré una novedad lo prometo), «Medal of Honor Pacific Assault»

Ficha técnica

Desarrollador: Electronic Arts
Plataforma: Windows (tal vez vaya en Linux con Wine)
Género: Marine simulator
Formato: Regalo de reyes para Guillermo

¿De qué va?

La guerra es un lugar muy malo, pero los marines americanos tienen los huevos como barriles de cerveza y ellos solos son capaces de invadir un país, violar sus casas y quemar a sus mujeres. Tú eres Johnny Generic, aguerrido marine y te mandan a desembarcar en una playa llena de japos para monar un picnic, pero cuando parece que al fin vas a conseguir un trozo de arena donde poner la cesta un pepinazo te manda al otro barrio. Momento flashback y apareces en el campo de entrenamiento de los marines. Casi mejor haberse quedado mascando arena.

El comentario

Y desde ahí empieza el intento de EA con sus programadores sobre explotados de demostrar que pueden hacerlo igual de bien que cuando tenían a los de 2015 (algunos de ellos ahora en Infinity Ward) currando para ellos. Pero claro, ni sus programadores genéricos esclavizados son ellos ni Spilberg ha hecho «Salvar al soldado Ryan 2: Nos vamos al pacífico» para fusilarle escenas como en «MOHAA». Bueno, los chicos lo han intentado y les ha salido un FPS bastante decentillo con un sistema de escuadras que sirve para adornar, mucho evento prediseñado y enemigos duros de matar como para aburrir.

En mi opinión, si obviamos que el tema ya está un poco trillado, que el juego tiene fallos de IA en ciertas partes y que hay un popping de enemigos B-R-U-T-A-L pues el juego no está mal, pero para mi tiene un gran fallo: carencia de ritmo. Si algo me gusta de «Call of Duty» (el mejor shooter bélico que he jugado) es que el juego tiene un ritmo tremendo, sabe cuando meter presión, sabe cuando dejarte descansar, los eventos prediseñados están en el lugar exacto, vamos que es un juego con una dinámica fiable como la mecánica de un reloj suizo. Pero en «MOHPA» intentan copiar el sistema sin tener ni idea de cuando tiene que entrar cada elemento. ¿Por qué después de una sección de disparos con antiaereo me meten una sección de rescate sin un solo tiro? ¿Cómo leches se les ocurre meter cargas largas cada dos por tres? ¿De quién es la culpa de que los enemigos no sean visibles hasta no estar a cierta distáncia (cierta distancia bastante cercana todo sea dicho)?

Eso si, el juego es muy peliculero, con lo que los amantes de las películas del genero pueden estar contentos con las escenas intermedias, pero los que vayan por los tiros se quedarán un poco despagados con el juego. Ah, casi me olvido, el modo multijugador es totalmente prescindible, si quisiese jugar a «eso» pondría el «Enemy Territory» es gratuito y bastante mejor (ya tardais en probarlo online que es gratis y hasta va en Linux).

Pengo-nota: 5 algo justo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.