a Clockwork Orange

Sí, los videojuegos son caros

Escrito por en Opinión, Videojuegos

Llevo dándole vueltas al tema durante demasiado tiempo y creo que me he dedicado a auto-convencerme. Hasta ayer siempre había pensado que los videojuegos tenían un precio, digamos, justo. Es decir, la gran cantidad de horas y recursos invertidos en su creación, así como las horas de diversión que proveen, me habían parecido razón más que suficiente para que estuviesen etiquetados en el rango de los 60 euros. Pero al fin he afrontado mis sentimientos y he comparado mi afición principal con mis aficiones secundarias, con nefastos resultados.

Básicamente: ¿qué me entretiene? Pues literatura, cine, cómics, música y videojuegos (el enorme gasto de “salir por ahí” mejor lo obviamos). Y de estas opciones ¿en qué gasto pasta? En todo menos en música (miento, me compré un disco de Miles Davis el año pasado). ¿Y cuales me ocupan la mayor parte del tiempo? Cómics, libros y cine. ¿Pero no me gustaban los videojuegos? Por supuesto, pero no me los puedo permitir. Bueno, sí puedo, pero no las novedades. ¿Eso me lo digo después de dejarme 80 euros en cómics? Eh… Así es, me dejo casi 100€ en tebeos sin pestañear y no soy capaz de permitirme un Street Fighter IV. Compro 30€ en DVDs que ya he visto pero me veo obligo a rebuscar entre las cestas de saldos del Media Markt para ver qué tienen por menos de 10€. ¿Qué coño pasa?

Pues lo que llevo tiempo sin asumir: que el resto de cosas las disfruto hasta el final y la penalización en caso de no pasarlo bien es mínima. En cambio los videojuegos me piden demasiado dinero, demasiado tiempo y demasiada atención, cosa que no siempre compensa. Pongamos por ejemplo The Maw. El juego es decididamente deficiente (más sobre ello otro día), pero su coste real para mi ha sido mucho menor que el de, pongamos, Castlevania Dawn of Sorrow (último juego por el que recuerdo haber pagado el precio completo) el cual creo que aun no he acabado. Con el primero he podido pasar página, con el segundo sigo frustrado aun habiéndolo disfrutado. ¿Quiere esto decir que me gustan los juegos casual aunque sean menos divertidos? No. Lo que quiere decir es que los precios de un juego nuevo me parecen abusivos si no voy a exprimirlo al 100%.

Tengo DVDs que no he visto, libros que no he leído y juegos que no he jugado, pero los únicos que me remuerden la conciencia son los juegos. Haber pagado 60€ y no encontrar el momento o que no sea lo que quería me reconcome por dentro, lo que me ha obligado a pensar cada compra que hago y superar el mono con decenas de juegos que nunca probaré pero que compré porque “por 10 euros no puede ser tan malo”. Por Diox, hagan caso a Gabe Newell y bajen los precios, fomenten la compra por impulso, quiero volver a jugar novedades sin tener que planear una compra como si fuera una hipoteca.

Y si eso lo piensa alguien que QUIERE jugar a los juegos, ¿qué deben pensar aquellos que tan solo quieren probarlo? ¿No sería mejor abrir el mercado? Yo creo que la gente quiere jugar.

8

Spore y DRM

Escrito por en Opinión, Videojuegos

No, aun no he tenido la oportunidad de probar la última genialidad de Will Wright más allá de alguna demo en una gran superficie. Las razones son las habituales: no va en Linux nativamente (sí que funciona con Wine) y mi PC con XP no es lo bastante potente para moverlo. Pero incompatibilidades aparte y aunque físicamente pudiese hacerlo funcionar resulta que no quiero. Y otra vez la culpa la tiene mi escaso gusto a ser sodomizado sin vaselina y es que Spore no es más que el enésimo capítulo en la saga de los derechos de las productoras contra los derechos de los usuarios. No, usemos el término real, consumidores.

Ya llevamos demasiado tiempo teniendo que aguantar que aquellos que pagamos con regularidad los abusivos precios de algunos juegos encima tengamos que cargar con el sanbenito de ser unos pringaos. Imaginemos que compro “Spore” (cosa bastante probable ya que pertenece a uno de mis géneros favoritos y además es de un grupo de desarrolladores que me da confianza) y lo instalo en mi supuesto PC de juegos. De entrada, requisitos aparte no hay problema, bueno precio también aparte. Llego, lo instalo y mientras me leo el manual me llevo dos patadas en la boca: la primera la instalación de software innecesario en mi equipo (SecuROM) en pro de una falsa seguridad para el fabricante y la segunda aun no la he recibido pero pronto voy a verla. Entro en el juego, me conecto a internet para hacer algo y el tráfico en la tarjeta de red me indica que el juego está llamando a casa para decirle a sus padres que está bien, que todo es maravilloso y que el tiempo está perfecto.

Juego la partida de rigor, creo alienígenas peniformes y a mi novia le hace gracia lo de crear bichos espaciales. Desgraciadamente para ella solo habrá una raza peniforme y es que el juego impide crear una segunda cuenta. Vale, no es lo que pone en el manual pero eh, un fallo de imprenta lo tiene cualquiera. Pasado un par de meses lo reinstalo porque el ordenador ha crujido miserablemente bajo el ataque de un virus/registro lleno de basura/disco duro en mal estado y entonces me doy cuenta de que solo me queda una oportunidad de crear criaturas peniformes antes de tener que llamar a EA para explicarles que quiero otra instalación más porque el perro ha mordido los cables SATA mientras cambiaba la tarjeta de sonido y se ha quemado el condensador de fluzo.

Resumiendo, por 60 euros habría obtenido un virus (SecuROM consume recursos y ralentiza el ordenador), un troyano (¿por qué tiene que llamar a casa un juego que ya he pagado?) y encima de alquiler (¿qué pasara cuando no haya servidores de comprobación o si EA considera que no merezco más reinstalaciones?). Mientras tanto aquellos que lo ha pirateado lo han tenido una semana antes y sin ningún tipo de futuro problema (más allá de algún vironio puesto con mala baba). No, el mercado de PC no se muere, simplemente sus consumidores se han reducido al género de los masoquistas y yo personalmente me joderé, aguantaré las ganas de probarlo y no lo quiero ni pirateado.

Comprendo que las compañías quieran sacar el máximo partido a sus inversiones, pero se me antoja bastante dudoso que machacar a los que te dan dinero sea el sistema correcto (miren si no el feudalismo). ¿Dónde quedaron aquellos tiempos en los que un juego era una obra completa en la que el arte de la caja o el maravilloso manual de instrucciones ya casi justificaban el precio pagado? Señores editores, den razones para comprar los juegos y dejen de tirar dinero en ponerle puertas al campo.

2

levelHead: WOW!

Escrito por en Opinión, Videojuegos

Hi friends! Casi un año sin leernos ¿eh? ¿Vagancia? No, básicamente no tenía nada que comentar. He cambiado de vida, de casa y soy capaz de reconocer cualquier mueble de Ikea con un simple vistazo, pero aparte de eso no ha cambiado nada. Y veo que en el mundillo tampoco: la distribución de juegos online sigue creciendo, las compañías siguen fusionándose (¿Square-Enix-Tecmo? Por favor…) los juegos esperados siguen sin aparecer (Ah ¿que ya sale Spore? Pues nada, ignórenme) y la Wii sigue vendiendo lo que no está escrito (¿Dead Rising para Wii? No me jodan…)

Bueno, una cosa sí ha cambiado: He conocido a Tones “in person”, así como a la simpática Eunice. ¿Que no es gran cosa? Bueno, a mi me hacía cierta ilusión, pena de mi -50 a conversación cada vez que conozco a una persona que me parece interesante. Espero que captaran el profundo subcontexto de frases como “Nghaaa…” o “Bueno, pues nada.” (Tengo el Mondo Pixel firmado cual vulgar groupie, ya lo comentaré). Pero basta de ponerse al día y demos algo de contenido. ¿Conocen levelHead?

Pues yo hasta hace un rato tampoco (y eso que es un proyecto español con casi un año de vida) pero me acabo de poner muy tontorrón con el vídeo de su funcionamiento. Y es que a mi lo de los interfaces tangibles lleva años llamándome poderosamente la atención como el futuro de la interacción con la informática (¿por qué aun no hay un Audiopad en cada casa?) y después de frustrarme con la Wii (perdón, con sus juegos) este sencillo experimento me ha levantado la moral. La verdad, intentaría explicar de que va la cosa, pero lo mejor que me sale es un cruce entre los “God Games”, el cubo de Rubick y las aventuras gráficas, lo cual creo que no le hace justicia. Mejor lean la descripción en la página del proyecto y véanlo ustedes mismos en el siguiente vídeo.

If you can see this, then you might need a Flash Player upgrade or you need to install Flash Player if it's missing. Get Flash Player from Adobe.

Me encantaría ponerle las manos encima (nunca mejor dicho). ¿Wii? Para turistas.

7

¿Tengo esperanza?

Escrito por en Opinión, Videojuegos

Mi vida está cambiando y la consecuencia más clara es que mi nivel de atención para ciertos asuntos ha disminuido. Por alguna razón (pura autodefensa) parece que los internautas tenemos tendencia a buscar solo las cosas concretas y resumidas, ignorando aquello que no nos produce satisfacción/información inmediata, con lo que me he sorprendido a las tantas de la madrugada disfrutando de un post de John Tones en MondoPixel. Ya no acostumbraba a hacerlo. Afortunadamente “¿Hay esperanza? (1/2)” me ha sacado del letargo en el que estaba sumido.

Sí, la polémica sobre el análisis de videojuegos me encanta. Hubo un tiempo en el que, con toda mi soberbia, me consideré un profesional del medio. Pasado el tiempo me he dado cuenta de dos cosas: no era tan soberbio y siempre he sido un analista de la vieja escuela. Lo reconozco, para mi la crítica siempre ha sido un tema entre yo, el juego y los lectores, destacando méritos del producto y atacando defectos. Buscando por qué el juego puede o no puede merecer la pena. Uniendo datos del pasado con experiencias del futuro. He estado vendiendo juegos a los lectores.

Claro que ese era el trabajo: vender. Las webs sobre videojuegos son negocios sobre negocios, con lo que el análisis es lo que manda, quedando la crítica al medio en un tercer plano para rellenar. Así las cosas creo que hay que disociar de una vez: o analizamos o hacemos crítica. Los analistas somos los de los datos, los que vemos el juego como producto que ha de proporcionar algo y cumplir unos requisitos, somos los que nos encargaremos de la fea pero necesaria tarea de decirle a la gente si debe comprar el FIFA 08 o mejor seguir jugando al 07. Como bien indica el colega de Tones, hay juegos a los que no les puedes hacer una crítica ya que te dejan en bragas a causa de su concepción como producto de consumo.
Pero tengo curiosidad. ¿Cómo sería la crítica de videojuegos? Es decir crítica pura y dura de conceptos originales que han de tener algún tipo de nexo con el mundo en el que han sido creados. Yo estoy dispuesto a intentarlo el día menos pensado y exponer el resultado en esta página, afrontando con entereza el ser sometido a escarnio a la vez que dispuesto a ser un pionero del género. ¿Quiere alguien jugar conmigo? ¿Estarían dispuestos a escribir una crítica sobre un juego cualquiera al azar? Ahí dejo el desafío.

7

Saltando a la nueva generación

Escrito por en Opinión, Videojuegos

Estoy indeciso. Es evidente que por mucho que lloriquee al final tendré que comprarme algo de la nueva generación para aplacar las ansias de novedades que, de tanto en tanto, sacuden mi adormilado cerebro. Así que, puestos a tirarse al río mejor hacerlo con pirueta mortal y doble tirabuzón (a riesgo de desnucarse contra el fondo) que dando saltitos cada vez que un frío golpe de agua nos alcanza las partes pudentas. El resultado de este descabellado plan es una encuesta entre los oyentes de Game Over sobre el tema que me preocupa. La última vez que la miré iba ganando la 360, aunque durante días la Gizmondo (en que mala hora…) ha estado luchando cabeza con cabeza (o cruceta con cruceta), y en lo que falta de tiempo (acaba el sábado a las 15:00) no creo que se produzca un vuelco electoral.

Total que aprovechando que una clienta me ha dejado tirado (informáticamente) he decidido dar un paseo por unas cuantas grandes superficies y ver como estaba el tema de cara a las navidades que se aproximan y ver si la 360 será la plataforma correcta o por que apuestan los centros generalistas. Esto es lo que me he encontrado:

Sistema V Establecimiento > Alcampo Alboraia MediaMarkt Congresos Saturn Massalfassar

360

Pack básico
Sin stock 449€ (Elite) 439€ (Elite)
Pack juegos
385~375€ 385€ 350~385€
Horquilla juegos
70~30€
Confianza tienda
Baja Media Alta

Wii

Pack básico
239€ 239€ 249€
Pack juegos
Sin stock 260€ 280€
Horquilla juegos 60~30€
Confianza tienda Alta Alta Media

PS3

Pack básico
390€ (40Gb) 395€ (40Gb) Sin stock
Pack juegos
450€ 450€ 439€
Horquilla juegos 70~40€
Confianza tienda Media Baja Baja

Realmente la tabla, por lo pequeño de la muestra (tres centros de Valencia), no es muy representativa pero a mi me ha dado para darme cuenta de algunos detalles. A ver que opináis:

  • 360: La apuesta para un público que busca cosas espectaculares y un catálogo surtido. Cuanto menos especializado es el público del establecimiento menos importancia se le da.
  • Wii: Está de moda. Se nota que vende pero sus lineales tienen un aspecto bastante flojo y con muchos huecos entre los juegos, de todas formas parece “la apuesta”.
  • PS3: Ahogada por su antecesora. Pocos juegos y poco hardware a la vista. Hasta que no desaparezca la PS2 no apostarán por ella en serio y el precio sigue asustando a su público base, es decir aquellos que tienen una PS2.

Evidentemente todo es relativo, pero me da a mi que estas navidades volverá a ser la Wii la que se lleve el gato al agua y lo de la PS3 en las últimas semanas solo habrá sido el canto del cisne. O no. Mientras, servidor se promete unas felices pascuas con la 360 y el Dead Rising mientras sigo pensando en actualizar o no el PC.

6