Castlevania Dawn of Sorrow

Escrito por en Análisis, Videojuegos

De unos años a esta parte esa maldita actividad, necesaria para sobrevivir en nuestra sociedad actual, llamada trabajo me ha robado muchas horas de mi vida y, sobretodo, de mis vicios. Pero como cualquier trabajador adicto al transporte público sabe no hay mal que por bien no venga, ya que sin esperarlo te encuentras con más o menos una hora al día en la que poco puedes hacer, así que o te buscas algo de lectura (desde las mejores obras clásicas en formato bolsillo a los demagógicos diarios gratuitos), o te compras un reproductor MP3 (y los iPod son gaaaaysssss), o inviertes tu dinero en una consola portátil (la mejor opción sin lugar a dudas (señores de sony y nintendo ya saben donde poner los ingresos)). Evidentemente yo tengo una consola.

Ficha técnica
Desarrollador: Konami
Plataforma: Nintendo Di eS
Género: Metroid
Formato: 37’95€ En tarjeta evidentemente.

¿De qué va?

Especulación. Traición. Robos. Todo esto está presente en la última entrega de la saga de vampiros de Konami. La especulación comienza cuando esos come-arroces que inundan las tiendas con sus “Pro Evolution” o “Metal Gear” mandan cuatro miserables “Castlevania” a las tiendas. Y claro, luego te vas a comprarlo sin haberlo reservado y te encuentras que durante un mes no hay ninguno. O te vas a Barcelona, te acercas a Cexx y descubres que en su escaparate tienen uno a 60€. Viva Konami. Traición: Dicese de cuando tú tienes un estilo de juego y decides cambiarlo por otro. Y aquí es donde llega el robo, robo a la dinámica de “Metroid” y expolio del patriarca de esta nueva saga, el “Castlevania Symphony of the Night”. Claro que quien roba a un ladrón…

Ah, bueno, sí, se supone que somos un tal Soma y alguien quiere resucitar a Drácula (como si él necesitara la ayuda de nadie). Y como estamos muy jodidos por lo que nos pasó en el Aria pues vamos a por ellos. Evidentemente hay un castillo.

El comentario

De entrada, vaya mierda de Castlevanias que hacen hoy en día. ¿Donde están los Belmont? ¿De secundarios? Por diox que no veía tal afrenta desde que le dieron un juego al nena de Tails. Castlevania==Belmont. Pero nada oye, uno se acostumbra a que pisoteen sus recuerdos infantiles y a vender su dignidad por un chusco de pan. Total, sigue siendo un Castlevania y gracias a la toma de Metroidinas supervitaminadas es lo mejor que se puede esperar de un producto que pasó por la NES.

Pues sí, el juego está bien. Mejor, está muy bien. Vale, lo reconozco, en más de una ocasión he estado a punto de no bajarme del metro de lo metido que estaba en la exploración del castillo. Tenemos toda la tontería de las almas, hay tropotocientas (7 si mal no recuerdo) categorías de armas y todo lo que espera uno de un Castlevania. Pero eso no es importante, lo importante son las dos innovaciones de esta entrega que la deben llevar al altar de los Castlevania para portatil.

1) ¡MAPA!. Viva Nintendo y sus dos pantallas. Nunca más habrá que volver a pausar el juego para explorar porque no recordabamos por donde habíamos pasado. Ahora solo falta que podamos tomar notas en él y los videojuegos habrán avanzado 100 años, casi a la altura de los RPG de mesa (pero esos son para antisociales gafotas granudos y no vamos a reconocer que los jugamos)

2) Salvar donde quieras. La GB original salió en 1990 y Konami solo ha necesitado 15 años para descubrir que un save temporal es lo mejor que se ha inventado desde el cacao puro en tabletas de un kilo. Pongamonos en situación. Metro. 7:56 de la mañana. Estas ya casi en tu parada y no llegas al trabajo. Te has pasado más de media hora explorando y has encontrado el copón bendito anti-murcielagos (+25 a todo). Pero estás ATPC de cualquier punto de salvado. Antes te jodías y apagabas la consola o mandabas a tu patrón a la mierda el tiempo necesario para cruzar el castillo hasta un save. Ahora con el nuevo sistema de espera puedes salvar en cualquier sitio temporalmente, de forma que salvas y se apaga el juego. Viva Konami exclaman al unísono los patronos del mundo.

Evidentemente es un juego que hay que tener.

Pengo-nota: 8. Of course.

PD: Konami, tu sistema de finales chungos me repatea. Cuando ví el final del 80% casi tiro la DS por la ventana.

PD2:NESCover Hola, somos los 80, que nos devolvais nuestra música. Recomendación del chef: subirlos a la Xbox y jugar al PGR con ellos.